Viadana, Lodovico Grossi da

Sacerdote y compositor

Italiano Barroco

Viadana, h. 1560 - †Gualtieri, 2 de mayo de 1627

Era miembro de la familia Grossi por nacimiento y tomó el nombre Viadana cuando entró en la orden de los Observantes Menores poco antes de 1588.

Se ha afirmado que fue alumno de Costanzo Porta, pero no hay ninguna confirmación de esto.  

Lodovico Grossi da Viadana

Probablemente fue maestro di cappella de la Catedral de Mantua por lo menos desde enero de 1594 hasta 1597. A fines del siglo XVI puede haber estado en Padua, porque tenía conexiones con esa ciudad, y también estuvo en Roma. En 1602 era maestro di cappella en el convento de San Luca, Cremona, desde 1608 a 1609 de la catedral de Concordia, cerca de Venecia, y desde 1610 a 1612 de la Catedral de Fano. En 1614 fue designado 'diffinitor' de su orden religiosa para la provincia de Bolonia, que incluía Ferrara, Piacenza y Mantua; permaneció en este oficio durante tres años. Poco después pasó un tiempo con problemas causados por la enemistad de algunos de sus compañeros religiosos. En 1623 le pidieron dejar Viadana y establecerse en Busseto; más tarde se mudó al convento de Sant'Andrea, Gualtieri, donde murió.

En la producción de Viadana, la mayoría de la cual sobrevive, predomina la música sacra vocal. Cultivó el estilo 'a cappella' y desde el Op 13 en adelante agregó un 'basso' para órgano que era un 'basso seguente' en lugar de un verdadero bajo continuo. Tres volúmenes son particularmente dignos de atención: las misas de 1596, que fueron muy populares, las "Lamentationes Op 22", que usan finas melodías expresivas y los "Completorium Op 16", con su brillante interacción de fuerzas corales.

El "Concerti ecclesiastici Op 12" (1602) es cronológicamente la primera publicación que incluye un bajo continuo con música vocal sacra. La "Missa dominicalis" para una voz y bajo continuo en el segundo volumen de "Concerti ecclesiastici" (1607) es digna de mención por su introducción de la monodia en el rito principal del culto católico.

Los "Ventiquattro Credo" (1619) son piezas homofónicas, cuyas melodías están  tomadas de himnos que pertenecen a la mayoría de las partes del año litúrgico; su plan rítmico está cerca del simple movimiento del canto llano original.

Las obras seculares sobrevivientes de Viadana consisten en dos libros de canzonettas (1590, 1594) y muchas piezas publicadas en colecciones; las canzonettas muestran en su delicadeza alguna relación con las villanellas de Luca Marenzio. La única publicación instrumental de Viadana, Op 18, contiene composiciones para dos coros instrumentales y bajo continuo, que recuerda en estilo la canzona instrumental; cada pieza lleva el nombre de una ciudad italiana (La romana, La genovese, etc.); la escritura generalmente es homofónica cuando está en tres tiempos y polifónica cuando en dos tiempos.

Viadana se ubica muy bien entre los compositores de su periodo de comienzos del Barroco por la frescura, fluidez y notable calidad expresiva de su música;  sobre todo, dio un impulso fuerte al concierto vocal con bajo continuo en la música eclesiástica, y formó muchos alumnos que continuaron su obra.

Su importancia histórica radica en el hecho de que estableció el estilo concertato en pequeña escala y el uso del continuo en la música de iglesia con su trascendental "Cento concerti ecclesiastici" de 1602 (dos extensos volúmenes aparecerían después), que es una de las primeras publicaciones de música sacra con bajo continuo. Escribiendo para entre una y cuatro voces con  indispensable acompañamiento de órgano, demostró que el nuevo medio era factible para la música de iglesia, y aunque los resultados musicales eran a menudo modestos o incluso parecían retrógrados, la influencia de la colección fue inmensa.

Motete "Exultate Justi"