Sainte-Colombe le Fils, Jean de

Violista y compositor

Francés Barroco

París? h. 1660 - †Dunham?, Inglaterra, h. 1720

Probablemente estudió la viola da gamba con su padre, Monsieur de Sainte-Colombe.

Remond de San Mard, un escritor del siglo XVIII, describe a un hijo natural de Sainte Colombe, posiblemente nuestro compositor, como un "hombre sencillo... quién no tenía bastante imaginación para perdurar", relatando cómo su padre movió a un oyente a las lágrimas con una sarabande. Lo poco que podemos espigar sobre detalles de su vida proviene de Inglaterra donde, como algunos de sus contemporáneos, se estableció este que es el más enigmático de los  músicos franceses.

Viola da gamba de 6 cuerdas

El joven Sainte-Colombe puede haber viajado a Inglaterra entre 1703 y 1707, para establecerse en Dunham.

Hay evidencia de que estaba en Edimburgo en la primera mitad de 1707, enseñando viola a la escocesa Lady Grizel Baillie (1692-1732)--en la misma ciudad que ahora, a propósito, aloja dos de las tres colecciones de manuscritos de Sainte-Colombe padre, traídas a Escocia por los hermanos Maule, jóvenes nobles escoceses. La única otra evidencia segura que ubica al joven Sainte-Colombe en Gran Bretaña es un aviso de 1713 en una gaceta de Londres de un concierto que se presentaría el 14 de mayo, "para el beneficio de Mr. St. Columbe." Sin embargo, sus mismos trabajos hacen pensar en una estancia más larga. Están escritos para una viola de seis  cuerdas, lo que fuertemente indica su composición en Inglaterra, donde los músicos no habían agregado la séptima cuerda introducida por su padre y común en Francia a comienzos del siglo XVIII. El manuscrito usado para este registro probablemente se compiló entre 1703 y 1707.

Sus trabajos indican que fue influenciado profundamente por el estilo de su padre, y a diferencia de muchos casos de decadencia en la segunda generación, se convirtió en un brillante compositor. En vista del dominio técnico de sus composiciones, es un enigma el por qué dejó tan pocos otros rastros en la historia musical. Parece haber llegado a ser eventualmente un oscuro maestro de viola en Inglaterra, justamente en el momento en que el instrumento estaba entrando en desuso.

De las piezas de viola de Sainte Colombe, treinta y seis completas sobreviven en una gran  antología coleccionada por Philip Falle (1656-1742), un canónigo de Durham, actualmente conservado en la Biblioteca Catedralicia de Durham. Falle, que viajó a París y las Provincias Unidas, trajo varios manuscritos de viola, entre ellos obras de Marin Marais, Johann Schenck, Carel Hacquart y Jean Snep, de los que copió sus pasajes favoritos. Es posible que Falle conociera al compositor personalmente, o incluso que puede haber estudiado con él.

La mayor influencia de Sainte Colombe el mayor, tanto como padre y--probablemente--maestro es muy evidente, así en composición como en técnica instrumental. Aunque escrita a comienzos del siglo XVIII, la música del joven Sainte Colombe quedó profundamente arraigada en la tradición del siglo. Lo cual no hace pensar en alguna falta de brillo y originalidad en el compositor más joven. El hijo claramente conserva algo del estro improvisador de su padre, pero lo coloca en un armazón más equilibrado, menos "barroco". De los dos, es probable que el hijo tuviera mayor habilidad compositiva, pero basada en un  fundamento que debía al hombre mayor.

Al contrario de su padre, no era aficionado a los títulos pintorescos comunes en la última música de laúd francesa. En cuanto a la forma, salvo en su "Fantaisie Rondeau", todas las danzas pueden encontrarse en el trabajo de su padre, al que permanecen cercanas en estilo. Sus preludios, aunque más concisos que los de su padre, comparten el tiempo y los cambios de tempo que son raros en otros compositores del periodo.

De nuevo a diferencia de su padre, el joven Sainte Colombe parece haber organizado él mismo sus piezas en colecciones distintas. En el manuscrito su nombre "M. Ste Colombe, le fils" está añadido sólo al final de las suites en Mi menor, La menor y Si menor. En la colección en Sol menor, que tiene sus últimos dos movimientos cortados por la introducción de otra suite, y en las piezas en Fa menor, su nombre aparece al final de cada movimiento separado.

La "Tombeau de Mr. de Sainte-Colombe le Père", escrita en honor de su padre, es en su expresiva densidad una de las piezas más notables en el repertorio de la viola del periodo.

"Prélude" y "Allemande" de la Suite Nº 5 en Si menor"