Perti, Giacomo Antonio

Compositor

Italiano Barroco

Crevalcore, 6 de junio de 1661 - †Bolonia, 10 de abril de 1756

Empezó a estudiar música temprano, aprendiendo allí  clavicordio y violín con su tío Lorenzo Perti y con Rocco Laurenti, y luego estudió contrapunto con Petronio Franceschini. 

A la edad de 17 años había escrito ya una misa, un motete y una puesta en escena del Magnificat.

Giacomo Antonio Perti

Su Misa fue ejecutada en San Tomaso al Mercato en 1678, y al año siguiente contribuyó con el acto tercero de la ópera “Atide”. Durante una estancia en Parma, donde estudió con Giuseppe Corso, llamado Celano, formó su estilo de música sacra; la mayoría de sus escenas de salmo de los años 1680 y 1690 muestran la influencia de Corso. Después fue a Venecia, probablemente para una producción de una de sus óperas.

En 1690 sucedió a su tío Lorenzo Perti como Maestro di Cappella en la catedral de San Pietro en Bolonia, y luego en 1696 obtuvo el cargo de Maestro di Cappella en otra iglesia boloñesa, San Petronio, después de la muerte de Giovanni Paolo Colonna el año anterior. Mantuvo este cargo durante exactamente sesenta años, hasta su muerte a la edad de 95 años. Ejerció similares cargos en San Domenico (1704 - 1755) y Santa Maria in Galliera (1706 - 1750).

Fue admitido en la Accademia Filarmonica de Bolonia, y ocupó el cargo de “censor” en 1719.  Entre los alumnos de Perti se contaron Giuseppe Torelli y Giovanni Battista Martini.

Perti fue un prolífico compositor de óperas y de música sacra, y no sólo fue reconocido como un músico distinguido por otros compositores, sino por aristócratas y emperadores, incluyendo a Ferdinando de' Medici (uno de los últimos Medici) y a los emperadores Leopold I y Charles VI.

Perti fue muy considerado por su música sacra y sus óperas. De las óperas, pocas  subsisten de sus 26 originales. Perti afirmaba en su Op.1 que fue influenciado por el estilo melódico de Francesco Cavalli, Antonio Cesti y Luigi Rossi; sin embargo muestra considerable originalidad en instrumentación, uso de diálogo y contra melodía.

Su producción de música sacra fue aun más notable: escribió 120 escenas de salmo, para una voz, coro, bajo continuo y varios otros instrumentos; 54 motetes, para conjuntos similares; 28 misas; 83 versetti y otras obras litúrgicas, como himnos y antífonas.

También escribió música secular, incluyendo 142 cantatas solistas (una de las formas vocales seculares más comunes a fines del siglo XVII en Italia), y un poco de música instrumental incluyendo sonatas y sinfonías para una variedad de instrumentos.

"Dixit Dominus"