Pellegrin, Claude Mathieu

Organista, maître de chapelle y compositor

Francés Barroco

Aix-en-Provence, 25 de octubre de 1682 - †Aix-en-Provence, 10 de octubre de 1763

Hijo de un farmacéutico de Aix-en-Provence, se unió a la escuela de coro de la catedral de St Sauveur el 5 de noviembre de 1696 (cuando Michel Cabassol era maître de chapelle). Se convirtió en discípulo de Guillaume Poitevin, probablemente cuando éste volvió a ser maître de chapelle el 5 de mayo de 1698.

Catedral de Saint-Sauveur, Aix-en-Provence

Pellegrin fue nombrado organista de la catedral de Aix, pero fue despedido en mayo de 1705 porque había escrito música secular. Volvió a su cargo el 2 de mayo de 1706 y fue descrito como 'serviteur du Chapitre'. El 20 de junio de ese año fue nombrado maître de chapelle a continuación de Poitevin. Fue ordenado sacerdote el 3 de noviembre de 1717 y nombrado 'bénéficier' el 29 de junio de 1719. El 15 de enero de 1724 se le concedió permiso por un año de ausencia: cinco días después fue admitido en la Ste Chapelle de París como ‘chapelain ordinaire’. En marzo de 1730 el capítulo de Aix inició un proceso en su contra ante el Gran Consejo por incumplimiento de contrato, y el 4 de mayo de 1731 Pellegrin reanudó sus deberes en la catedral de Aix, cumpliendo sus obligaciones allí hasta mayo de 1748. Continuó componiendo, disfrutando de éxitos en lugares tan distantes como Lyon, y supervisó los primeros estudios musicales de E. J. Floquet y otros.

Las piezas seculares que lo hicieron perder su puesto en 1705 ya no se conservan. Sus obras sacras sobrevivientes están en la colección de música de la antigua escuela de St Sauveur, a menudo en varias versiones que muestran diferencias considerables y complejas, algo muy habitual en la práctica de la época. Algunas marchas y fanfarrias -probablemente una introducción al Te Deum- sobreviven. Las indicaciones en las partes separadas demuestran que Pellegrin tenía grandes grupos de cantantes e instrumentistas disponibles, que van desde 42 músicos en "De profundis" hasta 50 para el "Benedictus en La Mayor". El colorido instrumental es una característica de su estilo; el fagot o fagotes a menudo reemplazan al serpentón, mientras flautas, oboes, trompetas e incluso a veces los chirimia, pífano, tambores militares y timbales (en el "Te Deum") realzan el colorido de los instrumentos de cuerda y permiten al compositor producir combinaciones originales. Incluso utilizaba sonajeros para imitar la fusilería.

A diferencia de muchos compositores de la escuela provenzal (por ejemplo Jean Audiffren), Pellegrin escribió para el tradicional coro de cinco voces francés, e ideó algunas combinaciones inusuales. En particular, utilizó voces blancas al unísono con sus propios recursos (en el "Benedictus", "Te Deum" y "Venite") y jugó en las variaciones de las voces de una manera figurativa. La orquesta es por lo general en tres partes reales (dessus de violon, hautes-contre de violon e instrumentos graves), pero hay algunos pasajes en cuatro o cinco partes (en el "Requiem"), y en esos casos se dividían los atriles para lograr el efecto requerido.

Pellegrin mostró poco interés en las complejidades del contrapunto que se encuentran en el mismo periodo en los compositores de la Ile de France, pero sus instrucciones dan testimonio de su cuidado por el detalle en la interpretación de sus obras y el sonido resultante: se indican matices en el "Réquiem" ( 'doux', '"moins doux', '"fort'), mientras que las instrucciones como 'ardy', 'gracieux un peu gay', 'bruscqué', 'un peu hardiment', indican el tempo y el efecto que deseaba. Sus obras, ampliamente interpretadas en Francia en el siglo XVIII, son una prueba de la vitalidad de la escuela provenzal. Una "Dissertation sur la musique française et italienne" también se puede atribuir a él.

""