Montella (Montelli), Giovanni Domenico (Mico)

Organista, laudista y compositor

Italiano Barroco temprano

Nápoles, h. 1570 - †Nápoles, 7 de febrero de 1607

Fue laudista en la academia de Don Fabrizio Gesualdo a fines de los años 1580 y en este periodo trabajó en asociación íntima con su maestro, Giovanni di Macque.

Capilla real de Nápoles

En 1591 Montella se convirtió en laudista en la capilla del virrey español en Nápoles, donde desde 1599 sirvió de nuevo bajo Macque, no sólo como laudista sino también como organista. Trabajó junto a G.M. Trabaci y Ascanio Mayone así como con Macque, una asociación que parece haberlo estimulado a una productividad excepcional: todas menos dos de sus 19 publicaciones aparecieron entre 1600 y 1607.

Montella publicó una cantidad considerable de música secular, de la cual, desgraciadamente, sólo aproximadamente una mitad sobrevive completa. Ninguna está ampliamente disponible en edición moderna, y su estilo -aparentemente central a la escuela napolitana- se ha estudiado poco. Los textos de sus madrigales tienen un sabor popular, tipo villanella. Los madrigales se alinean en tres grupos: los libros primero y segundo para cinco voces (1594-6); el tercero al sexto libros para cinco voces (1602-4); y los libros séptimo y octavo para cinco voces y dos libros para cuatro voces. Los primeros dos libros, ambos dedicados al futuro rey Felipe III de España, ponen música sobre textos de los muy conocidos poetas Torcuato Tasso y Parabosco, y de poetas locales, incluyendo la más antigua música sobre los poemas de G. B. Marino antes de su publicación en 1602. El segundo grupo se caracteriza por un uso aumentado de cromatismo y tratamiento de disonancia más intrépido, pareciéndose más a los de Gesualdo que a los de Macque. . En el grupo final, Montella se aparta del estilo más cromático y disonante del segundo grupo. .

El primer libro de madrigales para cuatro voces publicado en 1604 da prominencia a los poemas de G. B. Marino (en las primeras 12 obras, seguidas por música sobre un verso ottonario de Ansaldo Ceba). El segundo libro para cuatro voces fue publicado póstumamente y se dedicó predominantemente a los poemas de G. B. Guarini. Composiciones sobre Marino y Guarini también aparecen en los últimos dos libros de madrigales para cinco voces. Los poemas de los poetas florentinos Chiabrera y Rinuccini en el octavo libro, publicado póstumamente, muestran un conocimiento del desarrollo de esa época en Italia del Norte.

El lauda de cuatro partes de Montella "Se mai vergine pia", que apareció en 1600 en "Nuove laudi ariose", tienen un sonido más personal, expresado a través de cromatismo y armonías experimentales. La última tendencia también está presente en los motetes polcorales de ocho partes y misas de 1600, cuyos aspectos más líricos ubican a Montella aparte de Trabaci y Mayone. Los motetes de cinco partes de 1603, aunque de estilo más conservador, lo muestran como un maestro en las técnicas del contrapunto: en "Terribilis est locus" las voces exteriores cantan un canon doble contra el cantus firmus del tenor, y "Ad Dominum cum tribular clamavi" es un estricto canon triple. Las "Lamentationes" (1602) combinan inventiva contrapuntística con expresiva armonía errante y cromatismo apropiado.

Numerosos comentarios elogiosos se hicieron sobre él durante su vida, como el de Nicolò Tagliaferro, según el cual Montella andaba entonces "mostrando la frecuencia del estudio que vale para las artes del laúd, y en las cosas de la música". Scipione Cerreto, otro testigo de la vida musical napolitana de la época, eligiendo en el tratado Della prattica musica vocale et strumentale los "excelentes compositores" y "excelentes intérpretes de laúd" activos en ese tiempo en la ciudad, lo colocó en ambas categorías. Elogios similares siguieron llegando, incluso después de la muerte, y más allá de la mitad del siglo; señal de la perdurable consideración que gozó un músico que -como se ha repetido varias veces- había traído honor a su país al igual que Carlo Gesualdo, príncipe de Venosa, Scipione Dentice, Rocco Rodio, Scipione Stella y Giovanni di Macque,.

"Io mi son giovinetta del Ferrabosco" - Cembalo: Paola Erdas