Mayone, Ascanio

Organista, arpista y compositor

Italiano Barroco

Nápoles, h. 1565 - †Nápoles, 9 de marzo de 1627

Estudió en Nápoles con G. D. da Nola; Camillo Lambardi fue un compañero de estudios.

En 1593 sucedió a Scipione Stella como organista en la iglesia de Santissima Annunziata con un sueldo de ocho ducados mensuales. Desde 1595 compartió los deberes de maestro di cappella con Lambardi.

Frontispicio del "Primo Libro di Ricercari a tre voci" de Ascanio Mayone - 1606

Permaneció en Santissima Annunziata hasta 1621 por lo menos, quizás hasta su muerte. Scipione Cerreto lo enlistó en 1601 entre los excelentes intérpretes de órgano y de arpa ‘a due ordini' (un arpa cromática capaz de tocar sostenidos y bemoles). En 1602 fue nombrado segundo organista de la capilla real de los virreyes españoles (el primer organista era Giovanni Maria Trabaci). Probablemente tocó en las casas de Marthos de Gorostiola y G. B. Suardo, nobles napolitanos a quienes dedicó sus volúmenes de teclado. Llegó a ser primer organista de la capilla real en septiembre de 1614, cuando Trabaci sucedió a Macque como maestro di cappella. Entre sus alumnos estuvieron Pietro Guarino y su propio hijo Giulio, llamado 'Ciullo dell'Arpa', los que ocuparon importantes puestos como organistas en Nápoles.

El "Primo libro di diversi capricci" de Mayone antecede al "Ricercate" de Trabaci por cinco meses y es la primera publicación que contiene música de teclado en un nuevo estilo, lleno de ritmos inquietos y secciones abruptamente contrastantes asociados con música instrumental Barroca temprana. Sus piezas, con las de Macque y Trabaci, son los antepasados directos del estilo de teclado de Frescobaldi.

Mayone reconocía la novedad de su música de teclado, y escribió en el prólogo de su libro de 1609: ‘Que no se escandalicen y me juzguen poco observante de las reglas del contrapunto. Siempre que se adornen las composiciones con pasajes ocurrirá que algunas notas falsas pasan contrariamente a las leyes del contrapunto; pero sin ellas es imposible hacer un bonito efecto'.

Tres de los ricercares en el libro de 1609 están basados en cantus firmi: uno en  Ave maris stella y dos en La spagna. El último de éstos es una de las primeras piezas que requiere arpa específicamente. El mismo libro también contiene una entabulación de "Io mi son giovinetta", en la que Stella y Montella colaboraron con Mayone. Las composiciones más avanzadas y originales de Mayone son sus toccatas.

"Toccata Quarta" del "Libro Primo de Capricci"