Lorente, Andrés

Teórico Musical y compositor

Español Barroco

Anchuelo, Toledo, 15 de abril de 1624 - †Alcalá de Henares, 22 de diciembre de 1703

Natural de la Villa de Anchuelo, Arzobispado de Toledo.

Graduado en la Facultad de Artes de la Universidad de Alcalá como Maître-es-arts y profesor de la misma a partir de 1653, llegando a ser Dean hacia el final de su vida

Catedral Magistral de San Justo, Alcalá de Henares

Comisario del Santo Oficio de la Inquisición, Racionero y Organista de la Iglesia Magistral de San Justo y Pastor de la Villa de Alcalá de Henares durante cincuenta años (desde 1653 hasta 1703)

En 1672 publicó en Alcalá de Henares su célebre tratado “El por qué de la Música”, cuyo título completo es: "El Porque de la Musica, en que se contiene los quatro artes de ella, canto llano, canto del organo, contrapunto y composicion, y en cada uno de ellos nuevas reglas, razon abreviada, en utiles preceptos, aun en las cosas mas dificiles, tocantes a la harmonia musica, numerosos exemplos, con clara inteligencia, en estilo breve, que al maestro deleytan y al discipulo enseñan, cuya direccion, se verá sucintamente anotada antes del prologo". Se trata de un tratado mucho más conservador que el de Cerone, si bien toma de éste numerosos datos que cita fielmente. También repite conceptos clásicos en la teoría musical, muchos de ellos boecianos. Lo más importante de esta obra es el acercamiento a los problemas básicos de la música. Su obra está dividida en cuatro libros: canto llano, canto figurado o de órgano, contrapunto y composición.

En el primero repite las teorías clásicas: los eternos preceptos respecto a las figuras, intervalos, modos, finales y dominantes, etc. Cabe destacar el intento realizado para "cantar sin mutanzas". Se trataba del problema de salvar el escollo introducido por Guido de Arezzo con su hexacordo, para el que éste había inventado las "mutanzas" o cambio de signo para determinadas notas. La solución consistía en añadir una nueva nota o nombre a las seis del hexacordo guidoniano.

En el segundo libro explica las teorías tradicionales sobre el canto figurado o de órgano: compases, figuras, géneros, notas, pausas y demás; proporciones, tanto las de su tiempo como anteriores.

En el tercero repite la teoría del contrapunto, que hoy llamaríamos reglas fundamentales de la armonía y en particular las del uso de los acordes y cadencias.

El cuarto libro es una continuación del anterior donde trata las reglas sobre el uso de las consonancias y disonancias, cadencias, etc. y añade datos sobre ciertas formas musicales (como los "fabordones").
Lorente debió de ser compositor, ya que abundan mucho los ejemplos en su tratado (y se trata en la mayoría de los casos de composiciones propias).

En su tratado da una valiosa información acerca del antiguo órgano de la Magistral al referir que fue construido por “Don Ioan de Andueza, natural de la Villa de Lerin (en el Reyno de Navarra), e inaugurado el año 1670, y que era “grande”, “nivelado”, igual” y “dulce” en sus voces, contando además con unos particulares “Ecos” y “Teclas añadidas sobre lo común de los demás Órganos (habiendo puesto Sostenidos en Dela Sol re y Bemoles en Ala mi re)”, es decir, con una tecla o dispositivo añadido en todos los mi bemoles y sol sostenidos del antiguo teclado.

En su “Porque de la música” Andrés Lorente promete la próxima publicación, escrita ese mismo año, de una obra para órgano y arpa titulada “Melodías, Músicas, Práctica del Organo, y del Arpa…”. Esta obra no ha podido ser encontrada por los musicólogos, pero debió ser impresa, pues existe una referencia a ella en 1677 por Lucas Ruiz de Ribayaz.

"Diferencias sobre las bacas" - Organo: Liuwe Tamminga