Locatelli, Pietro Antonio

Violinista y compositor

Italiano Barroco

Bérgamo, 3 de septiembre de 1695 - †Amsterdam, Holanda, 30 de marzo de 1764

Nació en el seno de una familia acomodada.

Niño prodigio en el violín, fue violinista de la principal iglesia de la ciudad, antes de marcharse a Roma, en enero de 1711, para ampliar sus estudios bajo la dirección de Arcangelo Corelli.

Pietro Antonio Locatelli

Allí  también tuvo probablemente como maestro a Valentini. Entre los años 1717 y 1723 lo llaman para interpretar obras en la Iglesia de San Lorenzo de Damaso. En el año de 1725 fue nombrado maestro de capilla. Se convirtió en protegido del Cardenal Ottoboni y del gobernador Imperial de Mantua, donde obtuvo un puesto muy flexible que le permitía viajar como concertista virtuoso. De este modo visitó Venecia, Munich, Berlín y Kassel (1725-28), antes de establecerse definitivamente en Amsterdam en 1729. A partir de este momento, sus viajes fueron muy limitados, dedicándose principalmente a la enseñanza, la composición de música amateur, las publicaciones y la importación de obras para cuerda italianas. Entre sus alumnos figura Jean-Marie Leclair. En 1731 obtiene la cédula que le otorga permiso para imprimir su obra.

Pietro Antonio Locatelli

Locatelli era un maestro en el violín, se dice que nunca tocó una nota incorrecta -excepto una vez, cuando su meñique resbaló y se metió de lleno en el puente de su instrumento. Las obras de Locatelli son principalmente para violín. Su publicación más significativa (1733) es probablemente el “Arte del violino”, Opus 3, una colección de doce conciertos para el instrumento que incorporan veinticuatro caprichos técnicamente exigentes. Estos podrían funcionar como extensas cadenzas, pero ahora por lo general son extraídos y tocados aisladamente en los conciertos.

Locatelli también escribió sonatas para violín, una sonata para violoncelo, trío sonatas, concerti grossi y una colección de sonatas para flauta (su Opus 2). Sus primeras obras muestran la influencia de Arcangelo Corelli, mientras piezas posteriores son cercanas a Antonio Vivaldi en el estilo. Locatelli puede ser mejor conocido por el público moderno por una pieza que actualmente no existe. Master and Commander, la primera novela en la serie Aubrey-Maturin de Patrick O'Brian, comienza con la famosa línea: “La sala de música en la casa del gobernador en Port Mahon, un alto y hermoso octágono con columnatas, se llenó  con el triunfal primer movimiento del cuarteto en Do Mayor de Locatelli”. De hecho, no se sabe que Locatelli haya escrito algún cuarteto. La obra de cámara usada para esta escena en la adaptación para el cine de Master and Commander  fue en realidad un quinteto de Luigi Boccherini en Do Mayor.

Hombre de grandes intereses culturales, poseía distinguidos contactos, y su influencia como instrumentista fue universal, muy admirado en la técnica del cantabile.

1er movimiento del "Concerto grosso en Fa Mayor Op 4