Hume, Tobias

Militar, intérprete de viola da gamba y compositor

Inglés Barroco

?, h. 1579 - †Londres, 16 de abril de 1645

Como soldado profesional sirvió como oficial en los ejércitos sueco y ruso, y como intérprete de viola publicó dos volúmenes importantes de música, principalmente para la viola lira.

La profesión de las armas, su estilo literario vívido y personal, y el hecho de que la mayoría de su música está en tablatura y es inaccesible a la mayoría de los músicos modernos, ha sido la causa tanto del olvido de Hume como compositor de talento, como de su reputación como un excéntrico musical.

Frontispicio de "The First Part of Ayres" de Tobias Hume - 1605

Lo notable es que Hume se consideraba principalmente como un soldado, declarando: ‘yo no estudié Elocuencia, o ejercí la Música, aunque amo el Sentimiento, y me conmueve la Armonía: Siendo mi profesión, como ha sido mi Educación, las Armas, siendo mi única parte afeminada la Música; lo que en mi ha sido siempre Generoso, porque nunca fui Mercenario'. Las directrices de Hume al lector anuncian un nuevo vigor que los panfletistas del siglo XVII traerían a la prosa inglesa; su consideración de que la viola era un rival digno del laúd como solista, como instrumento de conjunto y como continuo, fue un exacto pronóstico del cambio en el gusto musical inglés.

Todas las composiciones conocidas de Hume están contenidas en su "First Part of Ayres" (1605) y "Captaine Humes Poeticall Musicke" (1607), constituyendo el más antiguo  gran repertorio de música solista para viola lira de un solo compositor a comienzos del siglo XVII. Juntos, estos trabajos comprenden danzas instrumentales, piezas con títulos descriptivos, imaginativos o cómicos, piezas programáticas y canciones. "First Part of Ayres" de Hume contiene lo que pueden ser los ejemplos más antiguos de pizzicato: ‘toque un acorde con sus dedos, el otro con su arco', ‘para cuadrar con sus dedos… su arco siempre en su mano' y col legno: ‘Golpe de tambor con la parte de atrás de su arco'.

Este libro incluye varios títulos festivamente sugestivos –"My Mistresse hath a prettie thing, She loves it well and Hit it in the middle"– así como una Lección para dos personas para tocarla en una Viola, que exige a un intérprete sentarse en las rodillas del otro. Su segunda colección, dedicada a la Reina Anne, es de tono más serio; le hizo ganar al compositor ‘según la orden y placer de su alteza [por garantía, 6 de junio de 1607]: 100 chelines'. Aunque no tiene ninguna gran exigencia técnica para el intérprete, la música despliega mucha habilidad e inventiva, tanto en la explotación del potencial de la viola como en la efectividad y la variedad de sonoridades en las obras para conjunto.

Cuando en 1629 entró en el hospicio de Charterhouse probablemente tenía 50 años (la edad mínima de admisión). La música, sin embargo, no parece haberle traído la tranquilidad de una jubilación pacífica a Hume. Poco después de haberse establecido en el hospicio, anheló nuevas aventuras. En una carta dirigida a Charles I., pidió permiso para ir, con 120 hombres, a pedido del Rey de Suecia, a "la tierra de Mickle Bury" (Mecklemburg?) para entregar algunas cartas que su Majestad quisiera confiarle. Con toda seguridad, las autoridades dudaron de dar algún crédito al extravagante capitán.

Por última vez en julio de 1642, el viejo soldado levantó su voz: en la ‘Verdadera Petición del Coronel Hume’, como se presentó a los Lores congregados en la alta Corte del Parlamento --un folleto que se tomó la molestia de hacer imprimir, para que no tuviera el mismo destino que sus demandas anteriores- solicitaba que se le diera el alto  mando de las tropas enviadas a Irlanda para aplastar la rebelión católica que se había vuelto encarnizada desde el otoño anterior. Esta larga petición está saturada del más trágico patetismo, casi rayano  en la  locura.

Tres años más tarde Hume, cuyas obras no habían corrido mejor suerte que su vida, murió en Charterhouse. Soldado de profesión, mercenario sin necesidad, agonizando pobre y casi demente en el Hospital de Charterhouse, Tobias Hume fue un músico de gran mérito, y uno de los intérpretes de viola da gamba más importantes de su tiempo.

"The King of Denmark’s Health"