Giacobbi, Girolamo

Compositor

Italiano Barroco

Bolonia, 10 de agosto de 1567 - †Bolonia, 23 de diciembre de 1628

Estrechamente asociado con la basílica de San Petronio, Bolonia, donde empezó su carrera como niño corista en 1581, llegando a ser un cantante pagado en 1584.

Fue asistente (promagister) del maestro di cappella desde 1595 y se convirtió en maestro el 18 de agosto de 1604, ocupando el cargo hasta 1628, cuando renunció debido a una seria enfermedad.

Basílica de San Petronio, Bolonia

Desde febrero hasta abril de 1618 fue también maestro di cappella del nuevo Oratorio dei Filippini, Bolonia, y desde 1625 hasta 1628 dirigió el coro de San Giovanni in Monte. Amigo íntimo de Adriano Banchieri, fue miembro activo de la Accademia Bolognesa dei Floridi, que Banchieri había fundado en 1614. En 1625 esta tomó el nuevo nombre de Accademia dei Filomusi y se instaló en la casa de Giacobbi hasta que se disolvió en 1630; el 13 de junio de 1620 fue visitado por Claudio Monteverdi, ya famoso compositor. Se hace referencia a la muerte de Giacobbi en una carta de Banchieri a Monteverdi. Otras fuentes fijan como fecha de su muerte el  13 de febrero de 1629.

Via Girolamo Giacobbi, Bolonia, con la estatua de Hermes

Giacobbi fue uno de los primeros compositores fuera de Florencia en escribir en el nuevo estilo monódico. En 1605 compuso cuatro intermedi para la obra pastoral "Il Filarmindo" del Conde Ridolfo Campeggi. Los intermedi se publicaron en 1608 como "L'Aurora ingannata" en las varias ediciones del libreto, pero la música se publicó bajo el título de "Dramatodia". Los recitativos están en un intenso, patético estilo que recuerda "Euridice" de Jacopo Peri, y alternan con cortos conjuntos musicales y coros homofónicos estróficos. En 1613 Giacobbi escribió la música para un nuevo intermedi, llamado "Proserpina rapita", para la misma obra. En su música sacra desplegó tanto rasgos conservadores como progresistas.

Los motetes de 1601 están fluidamente compuestos en el lenguaje del Renacimiento tardío de Palestrina, con un sensitivo conocimiento del equilibrio y contraste tonal en aquéllos para dos coros. Los salmos de vísperas concertados de 1609 están influenciados por las más recientes innovaciones de los venecianos. . En un prólogo Giacobbi daba instrucciones y sugerencias con respecto a la disposición de los coros, solistas e instrumentistas.

Al final de la calle llamada Via Girolamo Giacobbi, en Bolonia, existe una estatua del dios griego Hermes.

""