Gallo, Vincenzo

Sacerdote, maestro di cappella y compositor

Italiano Barroco

Alcara Li Fusi, Sicilia, antes de 1561 - †Palermo, diciembre de 1624

Era sacerdote y fraile franciscano.

Donó sus ganancias como músico profesional para la ampliación y decoración de su monasterio, establecido en Palermo en 1588; en un capitel de una columna del claustro, ahora destruido, se inscribió ‘Musica Galli'.

Catedral de Palermo

Ya era maestro di cappella de la Catedral de Palermo en 1604 cuando, el 27 de octubre, fue nombrado director de la capilla Palatina real. Mantuvo ambos cargos hasta su muerte. En 1591 y en 1598 estuvo en Caltagirone, donde dirigió su propia cappella para la fiesta del patrono del pueblo, San Jaime. En 1622 supervisó la música para el "Trionfi sacri di S Ignazio Loiola e S Francesco Xaverio" en Mesina para celebrar la canonización de los dos santos.

El único volumen impreso existente de Gallo, "Salmi del Re David", consiste en impresionantes obras concertato en el estilo de Giovanni Gabrieli, en las que imitación contrapuntística densamente elaborada de motivos cortos alterna con cabal homofonía. Su único madrigal superviviente, "Nos si levava ancor l'alba novella" (1598), es de interés particular. El texto, de Torcuato Tasso, había sido puesto en música por Monteverdi como el madrigal de apertura de su segundo libro (1590). Gallo, el único otro compositor conocido que le puso música, usó menos de la mitad de las 28 líneas del poema, ignorando al parecer sus implicaciones universales y teleologicas. Concentrándose en cambio en la conversación de los amantes e intensificando los temas derivados de la versión de Monteverdi, logró en la música un efecto erótico más impresionante.

""