Gallerano, Leandro

Monje Observante, organista, maestro di cappella y compositor

Italiano Barroco

Brescia, fines del siglo XVI - †Padua, 1631

Poco se sabe sobre la vida de este músico religioso.

Basílica de San Anronio, Padua

La información sobre sus primeros años de vida proviene solamente de las páginas de título de sus obras publicadas. Después de su niñez en Brescia, Gallerano se hizo miembro de una orden resurgente: los Observantes, una sociedad monacal que daba énfasis a la pobreza y tenía sus raíces antes del siglo XIII,  y se trasladó al oeste. En 1615 asumió el puesto de organista en el convento de San. Francesco en Bérgamo; hacia 1620, volvería a su ciudad natal como organista en el convento de San. Francesco, una de las iglesias más notables de Brescia, que posee un hermoso claustro gótico. Alrededor de esta época Gallerano obtuvo la membresía de número en la Accademia degli Occulti en Brescia, adoptando el seudónimo ‘Accademico Involato', que aparece por primera vez en las páginas de título de sus obras en 1624.

El 17 de octubre de 1623 fue nombrado maestro di cappella de la basílica de San Antonio, Padua, reemplazando a Giovanni Ghizzolo, y permaneció allí hasta su muerte. Su producción consiste completamente en música de iglesia, la mayoría de ella partituras para la Misa y oficios, principalmente para cuatro o más voces con órgano; el "Curioso misto di vaghezze musicali" (1628), anteriormente en la Biblioteka Uniwersytecka, Wroclaw, y ahora perdido, era una colección de 14 motetes latinos para voz sola y bajo continuo.

Sus misas usan tanto un estilo moderadamente contrapuntístico y el nuevo estilo concertato con órgano. La colección de 1615 incluye un "Requiem". Los motetes de "Ecclesiastica armonia" son más modernos en textura y estilo, representando la primera contribución del compositor al estilo concertato. De las 21 piezas que constituyen la colección, tres usan instrumentos 'obbligato': "Nolite me considerare", para soprano y bajo continuo con dos violines, tiene escritura de cuerdas agradable, idiomática, mientras "Gaudeat ecclesia" y "Sono tubae tympano" (con textos de las antífonas del Oficio de Julian de Spira para la fiesta de San Antonio, santo patrón de la basílica de Padua) requieren dos voces (soprano y bajo y dos sopranos respectivamente), dos violines, apoyados por un trombón, y bajo continuo.

El ‘grand' estilo concertato está bien representado por la "Messa e salmi" de 1629, una colección compuesta destinada a la mayor parte de las Vísperas del Comune Sanctorum (male cursus) con música tanto en el estilo veneciano de 'cori spezzati' como en un estilo de concertato mixto, y con uso ocasional de instrumentos obbligato, particularmente dos violines y chitarrone. La obra empieza con una valiosa 'dichiarazione' sobre cómo tocar la misa y los salmos. 

"Beatus vir"