Galilei, Michelagnolo

Laudista y compositor

Italiano Barroco

Florencia, 18 de diciembre de 1575 - †Munich, Alemania, 3 de enero de 1631

Fue hijo del teórico de la música y laudista Vincenzo Galilei, que contribuyó de manera decisiva a la recuperación de la música de los griegos antiguos y al nuevo estilo de monodia acompañada, bienvenida con entusiasmo en Florencia a fines del siglo XVI,  y el hermano menor del renombrado astrónomo Galileo Galilei.

Aprendió a tocar el laúd a temprana edad, como su padre.

Frontispicio de "Il primo libro d’intavolatura di liuto..." de Michelagnolo Galilei - 1620

A la edad de nueve años firmó la dedicatoria de un volumen de composiciones instructivas de su padre, muestra elocuente del tipo de estudio que ya había emprendido":... Habiendo compuesto mi padre los presentes Contrapuntos de dos partes hace unos días, para que con ellos (después de las lecciones de mayor importancia que me ha dado para estudiar) yo pueda ejercitar la voz y la ejecución de la viola con la ayuda de un solo,...."

La muerte de Vincenzo en 1591 probablemente destruyó un proyecto privado para poner a su hijo músico en la corte del Gran Duque. Así Michelagnolo, con dieciséis años, tuvo que ser dado en custodia a su hermano mayor, el científico, y así se reunió con Galileo en Padua; desde este momento las vidas de los dos hermanos fueron entrelazadas estrechamente, aunque también problemáticas.  Galileo, entonces, era dirigir la vida futura de su hermano materialmente: después de hacerlo venir a Padua en 1592, lo envió en el mes de mayo siguiente a Polonia, seguramente en el tren de algún noble de esos lugares, posiblemente un estudiante al que había conocido en su estudio Padovano. En 1599 Michelagnolo volvió a Italia; Galileo intentó encontrar ahora, con la ayuda de amigos (particularmente la de Emilio del Cavaliere), un cargo para él en la corte de Medici, pero sin éxito, debido a la superabundancia de músicos eufóricos sobre el nuevo teatro in musica de Florencia. Así, Galileo no tuvo más opción que enviar a su hermano de regreso a Polonia en el verano de 1600, de nuevo al servicio de "ese señor polaco a cuyo cuidado Michelagnolo había estado previamente", esta vez, sin embargo, con un sueldo bastante alto, y varias regalías. (Su protector generalmente ha sido identificado como Príncipe Radziwill de Vilna, en Lituania, pero no hay ninguna confirmación documetada de esto). El hijo de Michelagnolo, Vincenzo, en su momento también un laudista, retuvo la conexión con Polonia; Michelagnolo, sin embargo, estaba de nuevo en Padua en 1606: uno puede imaginar la desilusión de su hermano fácilmente. Galileo apuntó más alto esta vez, a la corte del Duque Maximiliano I de Baveria en Munich, donde Michelagnolo se trasladó en seguida, definitivamente, en 1608. Allí se casó con Anna Clara Bandinelli, que dio a luz a siete niños, de los cuales Alberto Cesare, así como el antedicho Vincenzo, llegaron a ser laudistas.  

En 1620, “Il Primo Libro d´Intavolatura di liuto di Michelagnolo Galilei [..] Liutista del Ser.mo Sig.r Duca Massimiliano di Baveria” apareció en Munich, una colección de casi todas las obras supervivientes del autor; se excluyen algunos trabajos esparcidos a través de antologías impresas y manuscritos, todos de origen bavariano. El frontispicio y la dedicatoria están escritos en italiano (la noticia de una versión contemporánea en alemán no parece creíble), lo que hace pensar en la posibilidad de que Galilei podría haber pensado imprimir el libro en Italia al principio, o para dedicarlo a un príncipe italiano. En realidad, incluso antes de su primera salida para Polonia Michelagnolo poseía una colección de sus "sonate" que era particularmente apreciada en Florencia, como se ve en una carta, hasta ahora pasada por alto por los estudiosos, escrita a Galileo por su madre en 1593":... (Michelagnolo) dice que usted le regaló ciertas sonatas a no sé qué caballeros, que enviaron aquí a todos los Príncipes solicitando otras similares a la que ellos tienen, los cuales lo tomaron a mal, y ya no quieren repartirlas a cualquiera....".

El nombramiento permanente en Munich no resolvió la situación económica de la familia de Michelagnolo, y hasta su muerte en 1631 no dejó de molestar a su hermano, incluso luego de su último encuentro en Florencia en 1628, con demandas de dinero y para ayudar a sus hijos.  . El libro de 1620 es muy importante por varias razones: primero, la naturaleza extraordinaria de una colección de un autor italiano viviendo en el extranjero, escrito en tablatura "francesa" para un laúd de diez cuerdas; luego la presencia de los estilos  compositivos más moderno de la época, particularmente evidentes en las durezze, disonancias, a la manera italiana de Kapsberger, estilo-brisée y la exploración de los efectos texturales en estilo francés, y el estilo contrapuntístico apacible como el que se encuentra en Laurencini o Piccinini.  La colección presenta doce grupos de composiciones organizadas en diez grupos modales diferentes, cada uno compuesto, en el estilo de proto-suites, de una toccata de apertura seguida por una o más correnti y volte, con la suma de dos gagliarde en la primera suite. Al final de la colección van dos passemezzi en dos partes seguidas por saltarelli.

Estilísticamente están escritos de la manera más moderna de la época, con disonancias, ornamentos, y progresiones tonales funcionales indicativos del desarrollo del estilo Barroco temprano. Su estilo musical fue particularmente influyente en Alemania del sur, como lo muestra la demanda por su música, incluso cuando todavía estaba en Polonia.

Como dato interesante adicional debemos mencionar que su hermano Galileo Galilei, el ilustre astrónomo, también había estudiado música con su padre y, según su discípulo y asistente Vincenzo Viviani "entre sus más valoradas entretenciones estaba la práctica de la música y tocar en los trastes del laúd, en el que, con el ejemplo e instrucción de su padre, llegó a tal excelencia, que se encontró en competencia con los mejores profesores de la época en Florencia y Pisa, siendo más rico en inventiva en ese instrumento, y excediendo a su padre en la dulzura y gracia de la ejecución; siempre mantuvo su estilo suave incluso en sus últimos días...".

"Sonata en Si bemol Mayor"