Gagliano, Giovanni Battista da

Maestro di cappella, compositor y profesor

Italiano Barroco

Florencia, 20 de diciembre de 1594 - †Florencia, 8 de enero de 1651

Hermano menor de Marco da Gagliano. Parece haber pasado su vida entera en Florencia como músico intérprete y compositor. En 1613 se hizo instructor de canto llano de los clérigos jóvenes de San Lorenzo, un puesto previamente ocupado por su hermano.

Catedral de Florencia

El 6 de septiembre de 1621 es incluido por primera vez en las cuentas de sueldos de la Catedral de Florencia, como cantante ('musico'), y el 1 de octubre de 1624 se le dio el mismo título en la corte de Médicis, donde también actuó como intérprete de tiorba. El 9 de junio de 1643 sucedió a su hermano como maestro di cappella de la corte y de la catedral (habiendo llevado a cabo los deberes durante 19 años debido a la mala salud de su hermano), pero se le privó del título real porque no era sacerdote. También fue maestro di cappella de la Compagnia dell´Arcangelo Raffaello, una cofradía religiosa laica de Florencia, desde 1619 a 1625.

En 1614 él, junto con los compositores diletantes Giovanni del Turco y Francesco Arrighetti, invirtieron en la imprenta florentina de Zanobi Pignoni, pero los arreglos duraron sólo un año, durante cuyo tiempo la prensa publicó música de Del Turco, Caccini, Antonio Brunelli, Domenico Visconti, Raffaello Rontani y Marco da Gagliano. 

Documentos existentes muestran que Gagliano abasteció de música a varias iglesias, cofradías religiosas y academias de Florencia para fiestas especiales y observancias locales; sus cuatro colecciones publicadas incluyen algunas de esas obras.

Escribió música, toda perdida, para por lo menos cuatro oratorios. Uno de éstos, "Il martirio di Santa Agata", compuesto con Francesca Caccini, recibió siete representaciones en Florencia en enero y febrero de 1622 y se repitió en junio siguiente y en varios ocasiones subsiguientes hasta por lo menos el Carnaval de 1642. "Varie musiche" de Gagliano (1623), que, extraordinariamente entre tales volúmenes, contiene una buena cantidad de música sacra, incluye varios madrigales interesantes y piezas estróficas; entre las últimas está " Ah ladra d’amore",  en la que cada verso está en una clara forma ternaria anunciando el aria da capo.

""