Formé, Nicolas

Sacerdota, cantante y compositor

Francés Barroco

París, 26 de abril de 1567 - †París, 27 de mayo de 1638

Fue probablemente educado en la escuela de coro de Notre Dame, París.

Cuando tenía 20 años ‘su habilidad en música y letras' eran tales que el 4 de julio de 1587 fue admitido en la  Ste Chapelle du Palais como clérigo; en un documento del 28 de febrero de 1590 se describe a sí mismo como un 'chantre ordinaire' allí.

Sainte Chapelle, París

Durante los dos años siguientes el capítulo lo reprendió en muchas ocasiones por embriaguez, falta de moderación y negligencia llevando a cabo sus deberes.

Desde el primer cuarto de 1592 su nombre aparece en los archivos de la capilla real como un haute-contre, con un sueldo de 150 libras. Uno de los sous-maîtres bajo los cuales trabajó fue Eustache Du Caurroy. En cuanto Du Caurroy murió, el 7 de agosto de 1609, lo sucedió como sous-maître y compositor de la capilla real en alternancia con Eustach Picot. Formé mantuvo ambos oficios hasta su muerte; en el año de su muerte pudo así escribir en la dedicatoria a Luis XIII de su "Misa para coro doble" que así como había servido 'al último Rey Enrique el Grande durante 18 años' había pasado ‘28 años de servicio humilde y continua obediencia' en la residencia de Luis.

Era sensible y apasionadamente consagrado a la música, hasta el punto de desmayarse cuando se interpretó una de sus obras en público. Sin embargo también estaba ávido por obtener honores y beneficios lucrativos: en 1624 el rey le hizo abad in commendam de la abadía de Notre Dame de Reclus en la diócesis de Troyes, aunque renunció en 1634 en favor de su sobrino; y el 11 de noviembre de 1626 fue designado canon de la Ste Chapelle. Aparte de estos privilegios oficiales, se dedicó asiduamente a aumentar su riqueza, a través de propiedades, préstamos, contrayendo obligaciones y así sucesivamente, como puede verse en su testamento, dictado en 1631, y por la lista de sus posesiones compilada después de su muerte.

Numerosas anécdotas sobre Formé a veces ilustran su naturaleza irritable, arrogante y rebelde o su floja moral y su afición a la bebida, pero también el entusiasmo con que aquéllos de alta posición saludaron su música. Por una parte, por ejemplo, estaba en disputas con los otros cánones de la Ste Chapelle porque vivía con su amante en su propia casa. Por otro lado, Richelieu lo invitó a dirigir un concierto en su palacio, y Dubois de l'Estourmière, valet de Luis XIII, relata en sus memorias cómo le contó a Luis XIV del afecto particular de su padre por el motete de Formé "Nonne Deo subjecta erit anima mea" (que está perdido). Segun Sauval, después de la muerte de Formé, Luis XIII reunió todas sus obras y las guardó con llave en un armario del que mantuvo la llave; posiblemente es gracias a esto que alguna de su música por lo menos ha sobrevivido. Sauval agrega que estos trabajos posteriormente cayeron en manos de Jean Veillot, ‘que se hizo cargo de ellos'.

Como compositor Formé sólo es conocido a través de obras sacras. En la dedicatoria a Luis XIII de su famosa Misa publicada en 1638, citada anteriormente, señala ser el primer francés en escribir para coro doble en estilo veneciano, pero ésta es una jactancia sin fundamento, pues algunos otros lo habían hecho antes que él, entre ellos Le Jeune, Du Caurroy y d'Ambleville. En esta misa, sin embargo, y también en los motetes "Domine, salvum fac regem" y "Ecce tu pulchra es, amica mea", dio comienzo a su uso explícito del estilo concertante, contrastando un cuarteto de solistas con un coro de cinco partes: el estilo, en parte fugal y  en parte homofónico, es precursor de los grandes motetes de Versalles.

""