Della Porta, Francesco

Organista, maestro di cappella y compositor

Italiano Barroco

Monza, h. 1600 - †Milán, enero de 1667

Según Picinelli estudió en Monza con el organista G. D. Rivolta [Ripalta] cuyas canzonas instrumentales (dos de las cuales sobreviven) pueden haber influido en las composiciones de Della Porta en este género. Compitió sin éxito para el puesto de maestro di cappella de la Catedral de Milán en tres ocasiones, en 1638, 1641 y 1650, cuando los ganadores fueron G. B. Crivelli, A. M. Turati y M. A. Grancini respectivamente.

Santa María presso San Celso, Milán

La competencia de 1641 fue juzgada, entre otros, por Carissimi, y mientras la obra de Della Porta fue considerado superior a la de Antonio Leoni, se pensó que era inferior a la de Turati.

Desde 1638 a más tardar fue organista de San Ambrogio, donde también fue maestro di cappella por lo menos desde 1641. Sirvió en San Ambrogio hasta enero de 1642, y desde el 2 de febrero de ese año (cuando Turati se hizo maestro de la catedral) hasta su muerte, fue organista y maestro de la capilla de Santa María presso San Celso, donde su sueldo aumentó de 50 a 660 liras mensuales. También fue organista y maestro di cappella de San Antonio desde 1651 hasta por lo menos 1657, según Picinelli, hasta su muerte. La fama de Della Porta como compositor es sugerida por el hecho de que cuatro de sus cinco colecciones impresas aparecieron en Venecia, los tres libros de motetes aparecieron luego en Amberes en ediciones pirata.

Cinco ricercares de Della Porta, que se pueden haber copiado de la colección de Ricercari impresos en Milán, ahora perdidos, se caracterizan, como los de G. P. Cima, por aperturas estrictamente imitativas; cuatro de ellos presentan dos o tres temas que aparecen primero en forma sucesiva, luego sobrepuestos en el pasaje final; el quinto está basado en el tema Ut, re, mi, el fa, sol, la y tiene una sección en tres tiempos. Las canzonas, de acuerdo con el estilo del periodo, empiezan como una sucesión de secciones basadas en técnicas y temas diferentes.

Della Porta no debe ser confundido con el poeta del mismo nombre, miembro de la Accademia romana degli Imperfetti, que reunió el tercer libro de villanellas de Kapsberger y lo imprimió en Roma en 1619. Probablemente tampoco es la misma persona que Franciscus a Porta Patavinus que compuso una obra sacra para seis voces (Dilectus meus) entre 1619 y 1625, o el Francesco Porta Venetiano que compuso el aria "Mi Deus ah quid feci" y la cantata "Ad te o Jesu".

""