Cazzati, Maurizio

Sacerdote, organista y compositor

Italiano Barroco

Luzzara, Ducado de Mantua, marzo de 1616 - †Mantua, 28 de Septiembre de 1678

Casi nada se sabe sobre su formación musical.

Después de su ordenación como sacerdote estuvo activo desde 1641 como  Maestro Di Cappella  en diferentes iglesias en Mantua, Bozzolo, Ferrara y Bérgamo. En Bérgamo trabajó junto con Giovanni Legrenzi.

Basílica de San Petronio, Bolonia

Alrededor de 1657 le fue ofrecido el importante cargo de Maestro Di Cappella en la basílica de San Petronio en Bolonia. Aquí dio a la música instrumental un mayor valor en la música sacra, cosa que no era habitual antes de su llegada. Dio a la Sonata da chiesa la forma lento-rápido-rápido-lento. De esta época vienen trabajos impresionantes para el ejecutante de trompeta y de cuerdas. Hizo algunas reformas radicales que le ganaron una hostilidad general de la comunidad musical, y condujeron a conflictos personales con otros miembros de la cappella. En particular, fue amargamente criticado por Lorenzo Perti y Giulio Cesare Arresti, quien puso en duda su capacidad como maestro. Probablemente, como Cazzati más tarde declaró, ellos estaban solamente celosos de su posición.

Esta relación con los otros músicos se vio muy enturbiada por las diferencias de opinión, y su “extraño camino” no fue aceptado en la Academia Filarmónica creada en 1666. Con los reproches del organista Giulio Cesare Arresti sobre los “errores musicales” de Cazzati en el Kirie de la Missa primi Toni del Op. 17, esto se transformó en una guerra abierta. Esta pelea llegó tan lejos que otros músicos y los editores de música de Cazzati se alejaron. En vista de ello Cassati se compró en 1666 su propia prensa de impresión, pero luego que la pendencia no cesara, dio por terminado su trabajo en San Petronio en 1671 y se fue a la corte del duque Gonzaga en Mantua como Maestro di Cappella de la Duquesa Isabella, donde permaneció hasta su muerte.

A pesar de toda la iniquidad se le puede considerar el fundador de la escuela Boloñesa, ya que jugó un rol principal en la vida musical de la segunda mitad del siglo XVII. Su extensa creación incluye en total 66 opus. Sus trabajos instrumentales tienen un gran valor en el desarrollo de la música para violín y son  la parte más importante e influyente de su obra. Su alumno más destacado fue Giovanni Battista Vitali.

Sonata "La Caprara" Op. 35, No. 10