Buini, Giuseppe Maria

Libretista y compositor

Italiano Barroco

Bolonia, 2 de febrero de 1687 - †Alessandria, 13 de mayo de 1739

De origen boloñés humilde, primero aprendió a tocar el órgano.

Vista de Bolonia

En 1718 estaba trabajando como empresario con G. M. Alberti en Lugo di Romagna. Fue admitido en la Accademia Filarmonica como organista el 11 de diciembre de 1721 y fue promovido al rango de compositor el 21 de mayo de 1722. Entre 1716 y 1737 compuso casi 40 óperas y escribió sus propios libretos para algunas de ellas. En 1720 publicó una colección de sonatas de cámara, prácticamente su única música superviviente. Se casó con una cantante, Cecilia Belisari, hija del famoso cantante buffo Francesco Belisari. En 1723 llegó a ser gerente del Teatro Formagliari en Bolonia, donde produjo sus propias óperas y las de otros compositores. Con su esposa fue a Mantua en 1729 al servicio del Landgrave de Hesse Darmstadt; volvió a Bolonia en 1730, sirviendo como 'principe' a la  Accademia Filarmonica ese año y también en 1735.

Sólo dos arias de su considerable producción operística han sobrevivido. Sin embargo, existen varios libretos. Éstos revelan una aptitud original, particularmente para la ópera cómica. Escribió a menudo en dialecto Emiliano (boloñés), que confiere un cierto provincialismo a las obras pero al mismo tiempo ayuda a una delineación vívida de los personajes cómicos. Probablemente fue influenciado por la sátira "Il teatro alla moda" de Benedetto Marcello, porque muchos de estos libretos son caricaturas del mundo de la ópera seria, y exposiciones irónicas y satíricas de sus debilidades.

La versificación de Buini es frecuentemente descuidada, y sus argumentos pueriles; pero ésta es pura comedia al nivel del vaudeville francés. Especialmente notable es su obra satírica "Il Malmocor" (versión posterior titulada "Artaganamennone: tragichissimo dramma per musica") que es una directa parodia del melodrama heroico. Su simplicidad directa y el uso eficaz de dialecto bien pueden haber influido en los libretos de Goldoni, puesto que muchas de las óperas de Buini se produjeron en Venecia. Acerca de su lenguaje musical, uno puede hacer sólo hipótesis basadas en fuentes secundarias.

Penna refiere que ‘una rara excentricidad e invención, y una excelente aptitud natural para componer le ganaron estima universal', mientras una sátira contemporánea caracteriza la música escénica de Buini por su uso de 'arias de tarantela fáciles para el oído' (la misma fuente también sugiere que muchas de las óperas para las que compuso música eran realmente pasticcios, que explicarían en parte la escasa supervivencia de partituras). Tales comentarios sugerirían el uso frecuente de estructuras de canción simple  y un lenguaje atractivo, pegajoso y eficaz. Es probable que la polémica de Tosi contra los compositores de canzonette apuntara a Buini, entre otros. En semejante contexto su presentación de una composición difícil y erudita para la admisión en la Accademia Filarmonica podría interpretarse como un esfuerzo por imponer silencio a posibles imputaciones de incompetencia.

Sus Op 1 son una colección de diez sonatas en forma binaria, cada una con tres o cuatro movimientos. Algunas están escritas idiomáticamente para cuerdas; otras están definitivamente en un estilo para clavicordio. El estilo galante de estas sonatas es notable por la ausencia de contrapunto y en clara oposición entre las melodías dulces y el acompañamiento.

""