Borlasca, Bernardino

Instrumentista, cantante y compositor

Italiano Barroco

Gavio, cerca de Génova, h. 1580 - †posiblemente en Viena, Austria, en o después de 1631

Estuvo activo principalmente en Alemania y Austria.

Palacio Imperial, Viena, Austria

Parece no haber ninguna evidencia documental para apoyar la afirmación de Giazotto de que Borlasca nació aproximadamente en 1560; puesto que sus primeras composiciones publicadas aparecieron en 1609, una fecha posterior parece más plausible. El 1 de julio de 1611 fue nombrado vice-Kapellmeister en la corte de Munich de Maximiliano I, y desde 1612 hasta 1615 Borlasca tuvo sólo el cargo de la capilla de música bávara. También tuvo contactos con la corte de Habsburgo en Innsbruck, recibiendo dinero para viajar en 1612. Después que Ferdinando de Lassus volvió a Munich de sus estudios en Italia, Borlasca compartió el puesto de Kapellmeister con él. Hacia 1617, sin embargo, Lassus había sido nombrado sólo Kapellmeister, y Borlasca fue relegado a la posición dual de vice-Kapellmeister y Konzertmeister, con responsabilidad principal para con los instrumentistas.

En 1621, Borlasca dedicó piezas, ahora perdidas, al Emperador Ferdinand II, pidiendo ser ennoblecido, solicitud que el emperador concedió en 1623. Borlasca dejó Munich apresuradamente en 1625 para evitar a los acreedores, pero mantuvo contactos con la corte bávara, recibiendo un regalo por composiciones italianas en 1628. Hacia 1629 Borlasca era instrumentista en la corte imperial de Ferdinand II en Viena, donde su presencia está documentada en 1629 y 1630. Dejó el servicio del emperador antes de 1637. Las dedicatorias a su "Fioretti musicali" (que sobrevive en dos copias manuscritas con diferentes dedicatorias, pero idénticos contenidos) lo colocan en Regensburg en febrero de 1630 y en Frankfurt en 1631, después de lo cual no hay ningún rastro más de él.

Muchas de las primeras obras de Borlasca, incluyendo por lo menos dos colecciones de música sacra y el primer libro de canzonettas, están perdidas. Sus composiciones supervivientes incluyen dos libros de música sacra poli coral, pero la mayoría de sus obras están en el más nuevo lenguaje concertato de pocas voces. Sus primeras composiciones publicadas, los "Scherzi musicali ecclesiastici" (1609) dedicados al cardenal Giustiniano, legado papal en Bolonia, muestran la temprana importación del estilo recitativo de Borlasca en la música sacra. Estas composiciones sobre textos del Cantar de los Cantares son, según la página de título, apropiadas para cantarse con ‘concerti gravi in stile rappresentativo’.  Las canzonettas de 1611 y las "Fioretti musicali" muestran que Borlasca podía escribir canzonettas brillantes y estróficas de tres voces en un fluido pero no admirable estilo dominado por declamación silábica, sucesiones simétricas, y pasajes en 3as y 6as paralelas. Muchas de estas piezas evocan los pasajes más simples de las canzonettas para tres voces de Monteverdi de 1584. 

Varias de las publicaciones de Borlasca llevan reveladoras reglas relativas a la práctica de la interpretación. El prólogo a su "Cantica divae" (1615) contiene sugerencias para la disposición de las voces e instrumentos en composiciones poli corales, y "Ardori spirituali" (1617) incluye consejos a los cantantes relativos a cambios sutiles en el tiempo y proyección del texto. 

""