Bertali, Antonio

Violinista y compositor

Italiano Barroco

Verona, Marzo de 1605 - †Viena, Austria, 17 de abril de 1669

Nació en Verona y recibió allí educación temprana de música. Probablemente desde 1624 fue empleado como músico de la corte en Viena por el Emperador Fernando II.

Llegó a la corte como instrumentista (un "valoroso nel violino"), y fue pronto encargado de producir música para ocasiones especiales.

Antonio Bertali

En 1649 Bertali sucedió a Giovanni Valentini como Kapellmeister de la corte, y en ese papel contribuyó a una inmensa cantidad de música sacra así como brillantes sonatas instrumentales; también gestionó para establecer un floreciente escenario de ópera en la Corte Imperial. Además trabajó para la corte episcopal de Kremsier en Moravia, en cuyo archivo de música aún se conserva un gran número de obras instrumentales suyas.

Estuvo activo en la Corte Imperial de Viena por más de cuarenta años, los últimos veinte años como maestro de capilla de los Emperadores amantes de la música Fernando III. y Leopoldo I.

Las composiciones de Bertali son al estilo de otros compositores italianos norteños de la época e incluyen óperas, oratorios, un número grande de obras litúrgicas, y música de cámara. Particularmente sus óperas son notables por establecer la tradición de la ópera seria italiana en Viena. Aproximadamente la mitad de su producción está ahora perdida; sobreviven copias hechas por el contemporáneo de Bertali, Pavel Josef Vejvanovský, algunas de las piezas están actualmente en posesión de la Hofbibliothek de Viena, la biblioteca de la Abadía de Kremsmünster y el archivo de Kromerí. La fuente más importante para las obras de Bertali es, sin embargo, el catálogo Viennese Distinta Specificatione, que enlista a varios compositores de la corte de Habsburgo y proporciona títulos y partituras de más de 2000 composiciones.

El teórico y compositor Christoph Bernhard lo menciona como un primer ejemplo del estilo exuberante, o "estilo teatral." Es uno de los primeros compositores  del siglo XVII y disfrutó fama considerable en varios países, sobre todo por sus óperas y ballets. Sus contemporáneos lo alineaban entre compositores tan eminentes como Giacomo Carissimi, Claudio Monteverdi, y Heinrich Schütz. Como ellos, cayó en el olvido poco después de 1700; a diferencia de las obras de aquellos, sin embargo,  sus principales obras no se han repuesto hasta el día de hoy.

Sonata "Sancti Placidi"