Bencini, Pietro Paolo

Compositor

Italiano Barroco

Roma?, h. 1670 - †Roma, 6 de julio de 1755

En 1690 aparece por primera vez en la asamblea general de la Compagnia dei Musici di Roma, cuando habría estado entre los 18 a 20 años de edad.

Basílica de San Pedro, Roma

Varias copias de sus cantatas están fechadas en 1696 y el libreto de su oratorio en latín, "Susanna a propheta Daniele vindicata", para la fraternidad Arcicon del SS Crocifisso, se publicó en 1698. "L´innocenza protetta", su primer oratorio en italiano, fue compuesto para la hermandad de los Florentinos en Roma en 1700. En 1702 Crescimbeni incluye a Bencini entre los músicos más famosos de Roma, sugiriendo que las pocas obras que sobreviven de antes de esta fecha representan sólo una pequeña parte de su creación.

En 1703 fue nombrado maestro  di cappella de la iglesia alemana de Maria dell´anima (la iglesia no mantenía una cappella regular por lo que sólo trabajó allí en días de fiesta). Probablemente fue durante este periodo que Bencini llamó la atención de los embajadores del emperador, para quien trabajó después. El 28 de mayo de 1705 fue designado ayudante de Giovanni Bicilli, que había sido maestro di cappella de Santa María in Vallicella desde 1648. La muerte de Bicilli en octubre de 1705 dejó a Bencini sólo a cargo.

Desde 1703 tomó parte en la gira de los maestri di cappella, organizada por la Compagnia dei Musicisti. Fue elegido guardián de la compañía en septiembre de 1706, 1707, 1712 y 1715, sirviendo durante un año cada vez. En enero de 1727 sucedió a G. O. Pitoni como maestro di cappella de San Lorenzo in Damaso. Cuando Pitoni murió también lo sucedió  como maestro de la Cappella Giulia en San Pietro  el 1 de febrero de 1743. En 1749 el capítulo de San Pietro designó a Niccolò Jommelli como ayudante de Bencini. Cuando Jommelli abandonó Roma en 1752 fue reemplazado por G. B. Costanzi, que sucedió a Bencini después de su muerte.

La música sacra de Bencini, a pesar de su aparente simplicidad, se caracteriza por una elegante vocalización muy apreciada por los cantantes. La inmensa mayoría de su música litúrgica sobrevive en los archivos Vaticanos y parece haber sido escrita antes de su nombramiento en San Pietro.

Aunque algunas arias solas, particularmente en los salmos, contienen secciones en el estilo galante, permaneció fiel a los cánones Barrocos. Su música todavía estaba en uso en San Pietro a comienzos del siglo XIX. Las pocas composiciones supervivientes con música sobre textos italianos revelan a un compositor lleno de inspiración melódica, aunque parece haber sido más bien tímido para desarrollarlo.

"Quia fecit mihi magna"