Bellinzani, Paolo Benedetto

Sacerdote, maestro de capilla y compositor

Italiano Barroco

Ferrara, h. 1690 - †Recanati, 25 de febrero de 1757

No contamos con información sobre sus primeros estudios y existen dudas sobre el lugar y año de su nacimiento.

Catedral de Udine

Ferrara se cita como su ciudad natal en la Serie cronológica de´ principi dell´Accademia de´ filarmonici di Bolonia, pero documentos de archivo en Udine y Recanati hacen pensar en Mantua. El 15 de abril de 1715, cuando estaba en Verona, Bellinzani fue nombrado maestro di cappella de la Catedral de Udine y el 29 de abril se le concedió el beneficio de Santa Ermagora. Debe entonces haber tomado las órdenes santas y sido hábil en  canto fermo (canto llano) y canto figurato (música vocal polifónica), materias en las que tenía que instruir al clero.

El 11 de diciembre de 1717 Bellinzani pidió ser relevado de Vísperas hasta Navidad para componer música de iglesia -posiblemente sus "Salmi brevi" que salieron el año siguiente. Luego de su designación como censor en Ferrara, Bellinzani abandonó Udine en 1718 y se trasladó a Pergola. Renunció a su puesto en Udine el 30 de septiembre de 1721, declarando su intención de ir a Pesaro. Desde 1724 hasta 1727, y probablemente hasta 1730, fue maestro di cappella de la Catedral de Pesaro. Nada se sabe de él durante los años 1722 y 1723; la afirmación de que era maestro di cappella de la Catedral de Ferrara en 1722 parece infundada.

En 1727 fue admitido como compositor en la Accademia Filarmonica de Bolonia. El 7 de junio de 1730 fue designado maestro di cappella de la Catedral de Urbino y permaneció allí hasta el 27 de agosto de 1734, cuando asumió un puesto similar en la Catedral de Ferrara que también trajo consigo el funcionamiento de una escuela de música unida al seminario. El 19 de mayo de 1735 abandonó su cargo para ir a Orvieto, donde probablemente permaneció durante dos años. En 1737 sucedió a Pietro Benedetti como maestro di cappella de la Catedral de Recanati, puesto que mantuvo hasta su muerte.

En su tiempo las composiciones de Bellinzani disfrutaron de gran popularidad. Era una rara combinación de hábil contrapuntista y melodista sensible, generoso con el uso de la ornamentación en sus líneas vocales. No es de sorprender que su música de iglesia se haya encontrado de atmósfera más secular que sacra. Su música instrumental se asemeja bastante a Corelli, como muestran claramente sus sonatas Op 3, que cierran con un juego de variaciones sobre la folia.

"Allegro, Largo y Vivace" de la "Sonata para flauta y clavicordio Op 3 Nº 3 en Do Mayor"