Belli, Domenico

Organista y compositor

Alemán Barroco

Florencia, h. 1580 - †Florencia, 5 de mayo de 1627

En 1607 fue elegido miembro de la prestigiosa Compañía dell'Arcangelo Rafael, momento en que  sin duda estuvo en contacto con personalidades tan progresistas de los círculos musicales como los Caccini y Jacopo Peri.

Iglesia de San Lorenzo, Florencia

Probablemente trabajó en la corte en Parma, luego en la iglesia de San Lorenzo, Florencia entre 1610 y 1613, antes de trasladarse en el otoño de 1618, tanto él como su esposa, al servicio de la corte de los Médicis. Su esposa Angélica continuó como empleada de la corte después de la muerte de su marido a principios de la primavera de 1627.

Su música sobreviviente, publicada en 1616, incluye "Orfeo dolente", una colección de intermedios presentados entre los actos de "Aminta" de Torcuato Tasso, y una colección de Arias cuyas elaboradas líneas de aventurados bajos armónicos muestran a Belli como un auténtico monodista temprano. Es uno de los compositores menos conocidos que participaron en uno de los más emocionantes y radicales adelantos en la evolución musical de la historia: el surgimiento en Florencia de la monodia acompañada, directa inspiración para la creación de la ópera.

Toda la música sobreviviente de Belli se publicó en el año en que se incorporó a la corte de los Medici. Incluye un “Réquiem”, música para dos intermedii, uno basado en la leyenda de Orfeo y un libro de Arias para una o dos voces y chittarone. Sus canciones muestran extrema pasión, complejas y a menudo torturadas armonías y enfoque en lo trágico.   Se aprecia en ellas una visión irónica de las variadas pasiones del amor, expresada en  canciones como "Di vostri occhi le facille" u "Occhi belli a me severi", que presagia la forma de canción eutrófica con ritornello, que pronto llegó a hacerse tan popular; la canción "Ardo ma no ardisco" es una efusión de asombrada pasión ardiente. Poco menos memorables son "Qui fra mille trofei" y "Apre huomo l'infelice che all'hor nasce”, dos canciones que exploran la naturaleza transitoria de la vida, un tema pertinente en una época en que la vida era tan a menudo sucia, brutal y corta.

Belli se destaca firmemente como una importante figura dentro del ámbito de los compositores que cambiaron el curso de la música.

"Ardo ma non ardisco" - Soprano: Guillemette Laurens