Bach, Wilhelm Friedemann

Organista y compositor

Alemán Barroco

Weimar, 22 de noviembre de 1710 - †Berlín, 1 de julio de 1784

Fue el segundo de los siete hijos del célebre compositor Johann Sebastian Bach y de su primera esposa, María Bárbara Bach.

Wilhelm Friedemann Bach

De pequeño estudió música, composición e interpretación al teclado con su padre: Bach escribió para él (iniciado hacia 1716) el “Pequeño Libro para órgano”.Debido a que éste era muy pequeño (sólo seis años) y no llegaba a los pedales, el libro con seguridad fue utilizado para el aprendizaje de sus alumnos. Es conocida la anécdota según la cual Bach, al acostarse, hacía tocar a uno de sus hijos cualquier pieza al clave: una noche Wilhelm Friedemann, quien fantaseaba en el teclado, se marchó pronto (quizá pensando que su padre estaba dormido) y el propio Bach tuvo que levantarse y finalizar la pieza, intranquilo ante la falta de armonía.

Tras quedar huérfano de su madre, en 1720, no aceptó de buena gana a su madrastra, la joven cantante Anna Magdalena Wilkin (Anna Magdalena Bach), a quien nunca estimó ni tuvo demasiado afecto; de hecho, tras el fallecimiento de su padre (en julio de 1750), no ayudó de ninguna manera a su viuda, quien malvivió de la caridad y terminó muriendo en la indigencia en 1760. La relación con su padre también se enfrió y cambió bastante tras este matrimonio.

Wilhelm Friedemann Bach retratado por su primo segundo Gottlieb Friedrich Bach

En 1723 se mudó con el resto de la familia para vivir en el Colegio de Santo Tomás de Leipzig: aunque sólo tenía trece años, en varias ocasiones sustituyó a su padre al frente del coro, siendo nombrado posteriormente uno de los tres Prefectos del coro (los otros dos fueron Johann Ludwig Krebs, apreciado como compositor de órgano y Johann Ludwig Dietel, ambos músicos).

Bien dotado musicalmente, fue muy solicitado por su arte y su estilo a la hora de interpretar. Los pocos retratos que existen de él lo muestran delgado, de rasgos finos, muy distinto a sus hermanos e incluso a su propio padre (todos de cuerpos y rostros anchos, fuertes y macizos); probablemente heredó los rasgos de su madre María Bárbara Bach.

Estudió Derecho en Leipzig; en 1733 su padre le recomendó para el puesto de organista en la iglesia de Santa Sofía, en Dresde: al celebrar las pruebas ganó sin dificultad frente a los demás aspirantes por sus brillantes y puras interpretaciones sentado al instrumento.

En 1746 fue nombrado director musices en la iglesia de Nuestra Señora en Halle y en 1747 estuvo, con su padre, en Potsdam.
En el año 1750, tras el fallecimiento de su padre, tuvo problemas con las autoridades eclesiásticas, lo mismo que le ocurriría en 1760/1761. Finalmente, dimitió de su cargo en 1764.

Wilhelm Friedrich Bach en su mediana edad

Durante veinte años, sin ocupar ningún cargo, viajó y permaneció en Halle, Brunswick y Berlín. Estuvo a cargo de la formación musical del joven pianista Johann Gottlieb Goldberg, quien más tarde pasaría a estudiar con su padre para adquirir con él todo su arte y virtuosismo posterior. Precisamente para que fuesen interpretadas por Goldberg, el conde imperial Von Keyserlingk encargó a Johann Sebastian Bach una serie de obras (las Variaciones Goldberg).

Falto de dinero, llegó a vender las obras (partituras originales manuscritas) que le correspondieron de la herencia de su padre; falsificó manuscritos y atribuyó a su padre obras de otros. Dejó numerosas cantatas sacras, nueve sonatas para piano, preludios corales, fugas y obras diversas.

Las obras de Wilhelm Friedemann Bach fueron catalogadas por Martin Falck en 1913, y a menudo se mencionan con el número F (o Falck) como referencia.

Preludio coral "Was mein Gott will, das g'scheh allzeit" F-38 Nº 6