Agostini, Paolo

Compositor

Italiano Barroco

Vallerano, 1583 - †Roma, 3 de octubre de 1629

A la edad de ocho años, en la escuela del coro de San Luigi dei Francesi de Roma, se convirtió en alumno de Giovanni bernardino Nanino, con cuyo hija se casó más tarde. También fue alumno de Gregorio Allegri.

Paolo Agostini

Completó sus estudios musicales en 1607 y su primer nombramiento fue como organista y maestro di cappella de la Madonna del Ruscello, Vallerano. Volvió después a Roma y se hizo organista de Santa María en Trastevere, un puesto que mantuvo durante seis meses desde abril de 1615. Trabajó después simultáneamente allí como vicemaestro di cappella y como maestro di cappella de SS Trinità dei Pellegrini. Desde el 26 de mayo de 1618 fue vicemaestro de S Lorenzo en Damaso. Desde el 17 de febrero de 1626 sucedió a Vincenzo Ugolini como maestro di cappella de la Cappella Giulia en San Pedro y mantuvo el cargo hasta su muerte.

Tomando como modelo a sus predecesores de la escuela veneciana y romana, estudió de modo muy particular el arte de la composición para varios coros simultáneos, y se ganó la más alta estima de sus contemporáneos. La producción de Agostini consiste íntegramente en música de iglesia. Era un contrapuntista muy experimentado. Los cinco libros de misas publicados en 1627 están escritos en estricto estilo contrapuntístico. En su "Saggio fondamentale pratico di contrappunto" (1775) el Padre Martini estampó, como modelo de escritura canónica, el Agnus Dei de la Misa Hexacordal del primer libro, que está construido en tres cánones. El segundo Agnus Dei de la Misa de cinco partes "Si bona suscepimus" en el tercer libro lleva a todos los auditores al dominio excelente de Agostini de la técnica de canon estricto; con el agregado de una sexta parte, que forma un canon con el bajo, esta sección de la obra puede cantarse de 14 maneras diferentes.

Las partituras de las misas de 1627 contienen tal diversidad de cánones escritos diestramente que para el propósito de estudiarlos exhaustivamente, el Padre Martini preparó un manuscrito: Indice di Canoni che si trovano nella Spartitura delle messe di Paolo Agostini Laus Deo di Vallerano.  En ocasiones incluso el continuo está incorporado en la escritura canónica. Las misas presentan a Agostini como uno de los mayores representantes del arte canónico en Roma en los años 1620–30, y como un exponente impresionante del estilo de composición a la manera de Palestrina. Los "Salmi della Madonna" ocupan una posición única en Roma en este periodo, comprendiendo salmos de tres partes para las Vísperas Marianas, cinco antífonas para segundas Vísperas y motetes. Los versos del salmo despliegan numerosas características compositivas de Agostini, incluyendo el uso de varias combinaciones de voces, pasajes solos y de dúo, y cambios frecuentes de metro, todo lo cual lo muestra como maestro del estilo concertante. . En general, el continuo tiene más de un papel de apoyo simple y participa directamente en la estructura del concertante. "Cantate domino" es un típico motete solo romano de principios del siglo XVII; mientras la escritura melódica recuerda el estilo polifónico de fines del siglo XVI. Según Liberati, los trabajos de Agostini para cuatro, seis y ocho coros llamaron enormemente la atención en Roma. En 1628, durante las segundas Víspèras para las Festividades de San Pedro y San Pablo, se interpretó una de sus composiciones para doce coros en la Basílica de San Pedro.

En una ocasión, después de asistir a una misa suya para cuarenta y ocho voces, el Papa Urbano VIII expresó su más alta admiración por la composición. Copias manuscritas de sus obras han sido halladas en los Archivos Vaticanos y en la Biblioteca Corsini. Solamente fueron impresos dos volúmenes de los Salmos (Roma, 1619); dos volúmenes del Magnificat (ib., 1620), y cinco volúmenes de misas de cuatro hasta doce voces (ib., 1624-28). Sus composiciones se distinguieron por la elegancia y el ingenio, logrando alcanzar las más altas cimas del espíritu, como en el Agnus Dei reimpreso por P. Martini en su «Saggio di Contrappunto». Creó numerosas obras de música espiritual y es considerado con sus sonoras y efectistas composiciones como uno de los fundadores del Barroco Romano.

"Adoramus te"